No pienses demasiado

Anoche mientras revisaba algunos blogs dirigidos al público femenino me encontré con este artículo de una mujer que comentaba: “Vivía con la cabeza llena de cosas, con las mil y una tarea que tenía que realizar ese día, la semana siguiente, el próximo mes y la vida entera. Andaba agobiada al máximo, sintiendo que la cantidad de roles que tenía hacían de mi vida una montaña imposible de subir”

E inmediatamente me puse a pensar en que la gran mayoría de las mujeres profesionales que conozco, coincidimos en esta características de procesar en nuestra mente de forma constante, innumerables pensamientos de cosas que deben ser realizadas, ideas, mensajes o problemas, ya sea de nuestra vida laboral o personal, que sumado a la gran cantidad de tareas que tenemos que dirigir o hacer simultáneamente en nuestra vida profesional, convierte nuestro cerebro en una especie de gran máquina procesadora donde haciendo la analogía con la imagen del artículo, cada bolita azul representa un pensamiento que sigue un flujo de proceso y que entra simultáneamente a nuestra mente junto a muchos otros pensamientos.

Y es que en nuestra condición de mujer parece ser que por naturaleza tenemos el don de “darle vuelta” a las cosas intentando hacer con cada pensamiento una obra de análisis exhaustivo cayendo muchas veces en un boicot del perfeccionamiento.  Y no quiero sonar feminista ni mucho menos, es sólo reconocer que esta característica femenina, casi innata creo yo, de estar procesando constantemente pensamientos puede convertirse en un peligro ambulante para la salud sicológica de una mujer y la de su entorno social, porque tarde o temprano esto puede estallar en sentimiento de angustia y estrés pasándonos la cuenta, o o bien convertirse en un excelente aliado si logramos sacarle el partido adecuado.

Quiero dejar en claro que esta opinión sólo esta basada en mi experiencia, yo no tengo estudios de sociología, de hecho de profesión soy Ingeniero Civil Industrial, y siempre he trabajado en entornos relacionados a la tecnología tanto en España como en Chile donde mayoritariamente me ha tocado trabajar con equipos masculinos, donde he podido verificar que simplemente ellos están diseñados para expulsar y nosotras para retener.

Yo he logrado convertir mi “incontinencia pensante” en un aliado de mi vida. Hasta hace poco mi cerebro funcionaba como un horno tratando de cocinar un pensamiento o idea para que cuando estuviera en perfectas condiciones pudiera quedar en un estado de “espera a ser despachado” para utilizarlo en mi vida cotidiana en el momento en que lo necesitare. Cosa que puedo decir que jamás pasó, simplemente porque mi mente siempre olvidaba exactamente lo que yo quería o había diseñado recordar para ese momento.

En cambio desde que uso la metodología GTD simplemente cada vez que aparece un pensamiento nuevo en mi cabeza, sin importar lo que sea, lo apunto en mi libreta de notas, que tengo siempre en mi cartera, o bien me envío una tarea a mi inbox de easyGTD, este es el software que yo utilizo para la gestión de mis tareas y proyectos, donde intento procesar 2 veces al día todos mis pensamientos. Además me ayudo a liberar mi mente haciendo un “barrido mental” y revisando mis proyectos por lo menos 1 vez a la semana.
Con estas simples acciones he logrado tener bajo control mis responsabilidades, armar mi vida con mucho menos estrés que antes, he logrado disminuir a casi 0 el % las cosas que antes olvidaba, he aprendido a quitar ese mal habito de estar constantemente pensando en cosas y no decidir hacer algo en concreto con ello, y lo mejor de todo he aprendido a disfrutar más y mejor de mi tiempo libre, sin tener que agobiarme en qué es lo que tengo que hacer mañana, porque ahora eso me lo dice cada día mi sistema de tareas.

Mujeres! Yo no soy quien para decirles qué hacer, pero si les puedo recomendar usar el método GTD, pruébenlo y les aseguro que verán cambios importantes en su vida. Y ustedes estimados hombres los invito a incitar a sus mujeres a usar GTD, si logran hacer que usen este método ellas estarán inmensamente agradecidas y ustedes podrán disfrutar de una mujer “despreocupada” y feliz 

Ya me cuentan que tal les va!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s