¿Mejorar tu productividad personal?: cuestión de elección.

Cuantas veces hemos hablado con alguien y en la conversación ha salido la frase de: “mi día tenía que tener 24 h más” o similares. Seguramente muchas veces, muchas más de las que queremos y probablemente haya salido incluso de nuestra boca una frase similar en algún momento. Muchas veces tendemos a la respuesta fácil, “es que no usas ningún sistema de productividad personal, no gestionas tu tiempo” etc. Lamentablemente las cosas no se solucionan utilizando simplemente un sistema de gestión del tiempo, no hay una fórmula mágica para solucionar nuestro caos productivo.

En muchas ocasiones el mayor problema viene grabado a sangre y fuego en nuestros hábitos productivos. La gran parte del tiempo hacemos cosas como autómatas, en el mejor de los casos tenemos un listado de “cosas por hacer”, tareas pendientes que vamos tachando y que creemos imprescindibles para hacer que nuestro día sea productivo, pero esto no es cierto.

Hacemos cosas muchas veces como autómatas, sin pararnos a pensar si son cosas que de verdad aportan a nuestra productividad, si de verdad son necesarias para llegar a nuestros objetivos. Es cierto que en ocasiones hay tareas que tenemos que hacer y que no nos aportan nada a nuestros objetivos, pero en muchas ocasiones nos dedicamos a perder el tiempo con cosas que son totalmente innecesarias.

No olvidemos que lo más importante es tener siempre cubiertas nuestras necesidades más básicas, tal y como explica la Pirámide de Maslow. Ocurre más frecuentemente de lo que pensamos que llenamos nuestro cerebro con una falsa sensación de estar ocupados cuando en realidad estamos perdiendo el tiempo.

En la productividad personal hay que ser en ocasiones un poco egoístas y dejar de lado cosas que no aporten, centrarnos en lo que de verdad importa. David Allen lo dice claramente en su libro Haz que funcione:  ”La única manera de organizarte con eficacia es realizar las cosas verdaderamente importantes gastando el menor tiempo y energía posibles“. Más claro imposible…

A veces caminamos día a día por un bosque de tareas que nos impide ver si vamos por el camino correcto, el que nos acerca a nuestros objetivos, de ahí la importancia que da David Allen a los niveles superiores a la hora de organizar nuestro día a día.

¿Quieres ser más productivo? pues empieza a elegir, deja de hacer esas tareas que crees imprescindibles y te darás cuenta de que muchas no lo son, reduce tus compromisos y busca cuales son las tareas que con menos tiempo y energía te producen los mayores beneficios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s